Imagina que podemos vincular a los pacientes mayores con Ictus a su rehabilitación

“Imagina que podemos vincular a los pacientes mayores con ictus a su rehabilitación”
(estudio IMAGINE).

Neus Gual

A pesar de los tratamientos agudos innovadores y efectivos, el accidente cerebrovascular sigue
siendo la causa principal de discapacidad a largo plazo y representa una enorme carga para los
sistemas de salud y servicios sociales, así como para las familias. Actualmente, casi el 75% de los
accidentes cerebrovasculares se producen en personas mayores de 65 años, quienes dada una
mayor comorbilidad, capacidad funcional reducida i posibles condiciones sociales asociadas,
presentan mayor riesgo de discapacidad, institucionalización y muerte. La rehabilitación,
también en este grupo de personas, es crucial para reducir la discapacidad asociada con el ictus.
La entrevista motivacional (EM), intervención centrada en la persona con el objetivo de
apoderar y motivar al paciente, creemos podría mejorar la rehabilitación del ictus en personas
mayores. Por este motivo de inicia el estudio IMAGINE, con el objetivo de evaluar el impacto de
la EM, asociada a la rehabilitación geriátrica estándar, comparada con la rehabilitación geriátrica
estándar sola, en pacientes geriátricos ingresados para rehabilitación post-ictus. Se trata de un
ensayo clínico multi-céntrico randomizado pragmático, en tres servicios de rehabilitación
geriátrica, donde se incluirán personas mayores después de ictus leve-moderado (136 por
grupo, 272 en total). Para este estudio se ha creado una intervención motivacional específica y
adaptada al entorno hospitalario en que se realiza, semiestructurada aunque altamente
adaptable a cada persona. Los pacientes del grupo intervención recibirán, además de la
rehabilitación estándar, 4 sesiones de EM realizadas por enfermeros/as entrenados en EM y
supervisadas por un experto en EM. El profesional y el paciente desarrollarán un plan
compartido de acuerdo a objetivos, necesidades, preferencias y capacidades de éstos. La
actividad física en el hospital se medirá con acelerómetros (activPAL), y los objetivos
secundarios, mediante escalas validadas internacionalmente. Evaluaremos coste-utilidad
mediante el indicador costos/QALY. Como intervención compleja, se realizará una evaluación
del proceso y de la experiencia de participantes, cuidadores y profesionales mediante métodos
cualitativos.